AP

El cineasta mexicano Alejandro González Iñárritu presentó su proyecto de realidad virtual “Carne y Arena” esta semana en el festival de cine de Cannes. El director de filmes como Amores Perros y Babel ha creado una experiencia interactiva que pone a la audiencia en los zapatos de un migrante que intenta cruzar la frontera entre México y Estados Unidos.

Iñárritu y su cinematógrafo Emmanuel Lubezki trabajaron en el proyecto cuatro años. La obra usa nuevas tecnologías como las gafas de realidad virtual Oculus Rift para situar al espectador en medio del desierto.

Al principio de Carne y Arena el espectador siente frió, según una reseña del diario The New York Times. La historia comienza dentro de “una hielera” – como se le conoce a los cuartos en los centros de detención donde los migrantes indocumentados pasan horas tras ser arrestados.

Advertisement

El espectador, sin zapatos, después entra a una sala con arena que simula el desierto fronterizo, según The Times. Un coyote le pide al grupo que acelere el paso. Después un helicóptero aparece en el cielo, se oyen ladridos de perros y un comando de agentes rodea a los indocumentados. La experiencia dura siete minutos.

Carne y Arena será exhibida en museos y no salas de cine. El proyecto fue presentado en un hangar a las afueras de Cannes.

La obra se exhibirá en el museo Prada Foundation en Milán en junio y Los Angeles County Museum of Art en julio. Llegará al Centro Cultural Tlatelolco de la Ciudad de México en agosto.