via Fix You

Dos ingenieros egresados del Instituto Politécnico Nacional diseñaron un casco que ayuda a corregir las deformidades craneales en los recién nacidos.

Lucero Rosas y Julio César García, dos ingenieros biónicos, desarrollaron “Fix You Casquitos” durante la elaboración de sus tesis cuando un médico del Instituto Nacional de Pediatría les propuso crear un casco ortopédico económico.

Advertisement

García dijo en entrevista con el periódico Excelsior que los cascos ortopédicos normalmente cuestan unos tres mil dólares. Eso implica un costo de más de 50 mil pesos y varios viajes a Estados Unidos para tratamientos– un precio que la mayoría de los mexicanos no pueden pagar. Los cascos de Rosas y García cuestan 8,500 pesos y el tratamiento completo es de 11,120 pesos.

Los cascos corrigen las deformidades craneales actuando como moldes para las cabezas de los bebés. Los bebés crecen y las deformidades se van corrigiendo. El objetivo es lograr la simetría correcta del cráneo para evitar problemas de salud en el futuro.

Un 3% de los bebés nacidos en México durante el 2016 tuvieron algún tipo de deformidad craneal, subrayó García en entrevista con el diario El Universal. Estas deformaciones pueden llegar a afectar la visión, la audición y hasta el desarrollo mental de los bebés.

Advertisement

Los cascos que ambos ingenieros diseñaron son ligeros, hipoalergénicos y se personalizan a la medida de los bebés. Están hechos con fibra de vidrio para responder a las necesidades de la cabeza.

“En la primera cita tomamos mediciones craneales y hacemos un análisis de la forma de la cabecita mediante nuestro software. Con eso podemos diseñar el casco”, le dijo García a El Universal.

Después de la primera cita, los ingenieros prueban y ajustan el casco a la deformidad del bebé. Los cascos corrigen la forma entre los seis y ocho meses de uso diario. Los cascos son más efectivos si el bebé los usa antes de cumplir un año y medio.