AP

Los directores ejecutivos de 16 empresas estadounidenses firmaron una carta este martes pidiéndole al Congreso aprobar un impuesto fronterizo impulsado por la administración del Presidente Donald Trump.

El mandatario estadounidense quiere pagar por su muro en la frontera con México imponiendo un arancel del 20% a las exportaciones mexicanas.

Advertisement

“Nuestro código tributario penaliza a los trabajadores estadounidenses que hacen productos o dan servicios que se venden en el extranjero, mientras favorece a la competencia internacional”, lee la carta.

La carta dirigida a los congresistas estadounidenses fue escrita para apoyar una propuesta impulsada por el Presidente de la Cámara Paul Ryan. La propuesta busca reformar el código tributario de Estados Unidos y pide bajar los impuestos a las ganancias de las empresas estadounidenses de 35 a 20%. También pide imponer un arancel del 20% sobre las importaciones. El vocero de la Casa Blanca recientemente dijo que este impuesto podría usarse para pagar por el muro de Trump. Sin embargo, aseguró que solo se trataba de una idea después de que los propios republicanos criticaran la propuesta.

En la carta, los directores ejecutivos de Boeing, Caterpillar y General Electric entre otros, dijeron que sin el impuesto fronterizo la propuesta de Ryan “no lograría nivelar el campo de juego para los trabajadores estadounidenses o revitalizar dramáticamente el crecimiento económico”.

Advertisement

Sin embargo, muchos empresarios y analistas se oponen al impuesto. Advierten que podría desatar una guerra comercial.

“El principal socio comercial de Texas es México”, dijo Chris Wallace, presidente de la Asociación de Negocios de Texas. “El imponer 20% a las importaciones mexicanas para financiar un muro fronterizo dañaría la economía de Texas”, dijo el empresario en un comunicado.

El presidente de la Cámara de Comercio de Arizona, Glenn Hamer, también señaló que un impuesto elevaría los precios de muchos productos como los vegetales que son importados de México.

Por su parte, los políticos mexicanos han empezado a prepararse para una posible guerra comercial y han creado sus propias iniciativas para proteger la economía mexicana.

El senador mexicano Armando Ríos Piter recientemente lanzó una propuesta de ley que busca sustituir al maíz que México le compra a Estados Unidos por el de Canadá, Brasil, Argentina y Australia entre otros países.

Los directores ejecutivos que firmaron la carta trabajan para las siguientes empresas: Boeing, CoorsTek, Caterpillar, Dow Chemical Co, Celanese Corp, GE, Celgene Corp, Eli Lilly and Co, Raytheon Co, Merck & Co. Inc, S&P Global Inc, Oracle Corp, United Technologies Corp, Pfizer Inc y Varian Medical Systems Inc.