ASSOCIATED PRESS

El Fiscal General de Estados Unidos, Jeff Sessions, dijo el domingo pasado que la administración Trump podría pagar por el muro fronterizo mediante una reducción de los créditos fiscales que se otorgan a los mexicanos.

Sessions reafirmó en entrevista con el programa This Week de la cadena ABC que el gobierno estadounidense encontrará alguna manera de que México pague por el muro.

Advertisement

“Bueno, nos van a pagar por el [muro] de una manera u otra. Sé que hay 4 mil millones [de dólares] en pagos excedentes cada año, según [lo que dijo] el Inspector General del Departamento de Tesorería hace varios años, que se están usando para pagarle a la gente — créditos fiscales que no deberían recibir”, dijo Sessions. “La mayoría son mexicanos. Y este tipo de cosas se acumulan — 4 mil millones al año por 10 años son 40 mil millones”.

Algunos expertos calculan que la construcción podría costar un poco más de 20 mil millones de dólares sin contar los gastos de mantenimiento. Más de 400 empresas de todo el mundo han registrado sus proyectos con el gobierno estadounidense en un intento por ganar la licitación del muro.

El sitio web Politico señaló que Sessions probablemente estaba citando un informe del Inspector General del Departamento de Tesorería publicado en julio de 2011. El reporte indica que el gobierno estadounidense ha emitido $4.2 mil millones de dólares en créditos fiscales reembolsables para las personas que trabajan en Estados Unidos de manera ilegal.

Advertisement

Sin embargo, el informe “no menciona a los mexicanos ni a ningún otra nacionalidad”, subrayó el portal.

Las declaraciones del Fiscal General llegan días después de que el director de presupuesto de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, dijera que el financiamiento del muro fronterizo es una pieza clave en las negociaciones con el Partido Demócrata. Varios líderes republicanos han advertido que el gobierno podría paralizarse si el pago del muro no se pacta en el presupuesto fiscal que los legisladores deben aprobar el 28 de abril.

La mayoría de los demócratas se oponen la muro. Sin embargo, los miembros del gabinete de Trump siguen optimistas.

Advertisement

“Hay muchas maneras que podemos encontrar dinero para pagar por esto”, Sessions recalcó en entrevista con el programa This Week. “No puedo imaginar que los demócratas paralicen el gobierno por oponerse al pago inicial de la construcción de un muro que puede acabar con el desorden”.

Hasta ahora, parece que la única opción viable es que los contribuyentes estadounidenses paguen por el muro.

La administración Trump todavía no logra articular con detalle cómo forzará al gobierno mexicano o a los ciudadanos mexicanos a pagar por un nuevo monumento xenofóbico en la frontera.

Advertisement

Durante la campaña, Trump sugirió suspender o imponer un impuesto a las remesas – el dinero que los mexicanos en Estados Unidos envían a casa. El vocero de la Casa Blanca también sugirió aplicar un arancel del 20% a los productos mexicanos para financiar la construcción del muro.