Imágenes de AP

El juez de ascendencia mexicana a quien Donald Trump criticó durante su campaña presidencial por su etnicidad será el encargado de presidir el caso de Juan Manuel Montes, un inmigrante indocumentado con DACA que fue deportado a México el 20 de febrero.

Gonzalo Curiel, un juez federal del estado de indiana, fue atacado por el entonces candidato republicano el año pasado cuando aceptó el polémico caso de fraude contra Trump University.

Advertisement

Trump dijo que la etnicidad de Curiel —primero lo llamó “español”, luego “hispano”, y después “mexicano” — nublaba su imparcialidad como juez. El entonces candidato sugirió que Curiel, quien es ciudadano estadounidense, podría tomar venganza por las promesas anti-migratorias de la campaña republicana.

Trump volvió a insultar al juez durante varias entrevistas e incluso publicó este tuit:

“Debía haber ganado fácilmente el caso de la Universidad Trump mediante una revisión de la decisión pero tenemos a un juez, Gonzalo Curiel, que está totalmente en contra de mi”.

Advertisement

En junio, Trump dijo algo similar en entrevista con Jake Trapper del noticiero CNN:

“Está orgulloso de su cultura. Lo respeto por eso”, dijo Trump, ignorando las afirmaciones de que sus comentarios son racistas. “Es mexicano. Estamos construyendo un muro entre aquí y México”.

“Si estás diciendo que no puede hacer su trabajo por su raza, ¿acaso eso no es la definición de racismo?”, Tapper preguntó.

“No, no creo eso para nada”, contestó Trump.

Muchos líderes de opinión y expertos legales criticaron los comentarios de Trump. Incluso los líderes del partido republicano se deslindaron de sus declaraciones y reconocieron que eran racistas e inaceptables para un candidato presidencial.

“Decir que alguien no puede hacer su trabajo por su raza es la definición técnica de un comentario racista”, dijo el líder del congreso Paul Ryan.

Está por verse si Trump vuelve a criticar a Curiel por su ascendencia mexicana en el caso de la primera deportación de un recipiente con DACA.