AP

El Partido Verde ha presentado una iniciativa que busca aumentar la edad mínima para consumir bebidas alcohólicas de 18 a 21 años.

La propuesta del diputado Emilio Salazar Farías también incluye sanciones para los que faciliten el consumo a personas menores de 21 años.

Advertisement

“El consumo excesivo de alcohol es uno de los principales factores de mortalidad; además, es causante de más de 200 enfermedades, como varios tipos de cáncer y cirrosis”, dijo Salazar Farías al presentar la iniciativa ante el Congreso. “Según la Secretaría de Salud, 63% de la población consumidora de alcohol son jóvenes de entre 12 y 24 años de edad”.

Un análisis de la Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que el consumo per cápita de alcohol en México es superior al promedio mundial.

Sin embargo, los argumentos presentados por el diputado de Chiapas seguramente no recibirán el apoyo del sector empresarial y turístico. De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), la industria de bares y restaurantes representa más del 1% de la economía nacional y casi el 95% de los establecimientos son pequeñas empresas. El alcohol es uno de los productos que le deja más ganancias a estos negocios.

Advertisement

Y también está el infame Spring Break. Muchos jóvenes estadounidenses escogen vacacionar en México porque aquí se pueden poner hasta el queso sin tener que cambiarse el nombre a McLovin.

El consumo en bares y restaurantes representa casi el 25% del dinero gastado por los turistas en México, según cifras de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Por otro lado, se registran unos 25 mil casos de cirrosis (una condición del hígado) en México cada año. Según la Revista Mundial de Gastroenterología, casi 5 millones de mexicanos son alcohólicos o dicen tener una dependencia del alcohol. Miles de personas mueren al año por tomar y manejar.

Hay medidas que no tienen que ver con la edad y funcionan. Por ejemplo, La Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México subraya que su programa de alcoholímetros ha reducido las muertes provocadas por tomar y manejar en un 30% desde 2003. 

Nuestra opinión:

No hay duda que el consumo a una temprana edad afecta el desarrollo físico y mental de los jóvenes. También hacemos bastantes pendejadas cuando estamos pedos y algunas pueden ser mortales (no estamos hablando de mandarle un mensaje a tu ex pero sí de manejar o algo por el estilo).

Advertisement

Pero la prohibición no es la mejor solución y de hecho suele agrandar el problema (véase el narcotráfico y un sinfín de casos en donde el estado intenta limitar algo). Lo mejor sería lanzar una campaña de concientización y educación para que los jóvenes le bajen al chupe y tomen con más responsabilidad. Sería peligroso caer en el error de Estados Unidos, país donde puedes ir a la guerra a matar a los 18 pero no te puedes echar una chela.

Es hora de que el Partido Verde deje de ser un laboratorio de propuestas ridículas que generan titulares pero tienen poca posibilidad de ser aprobadas. Ya han intentado regular los videojuegos y hasta los memes. No mamen, ponganse a chambear.