AP

La población en México con un tono de piel más oscuro suele tener menores niveles de educación, puestos de trabajo peor calificados y posiciones socioeconómicas más bajas, según la nueva encuesta del Módulo de Movilidad Social Intergeneracional publicada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Los resultados asocian los tonos de piel más claros con las actividades económicas de las clases medias y altas. Es decir, según las conclusiones del INEGI, entre más güerito más rico y entre más moreno más pobre.

Advertisement

La encuesta aplicó una escala cromática que se usó en el Proyecto Sobre Etnicidad y Raza en América Latina (PERLA, por sus siglas en inglés). PERLA divide la piel en 11 tonalidades para que los individuos que participan en las entrevistas puedan seleccionar su propio color.

Imagen de captura INEGI.

El informe subraya que las personas con un tono de piel más claro tienden a tener un nivel de escolaridad más alto. Un poco más del 48% de las personas que se identificaron con los tres tonos de piel más claros cuentan con un bachillerato y más del 79% se graduaron de la universidad.

Advertisement

Advertisement

Por otro lado, sólo el 33.9% de las personas que se identificaron con las tres tonalidades más oscuras se graduaron de la preparatoria y el 25% de la universidad.

“Mientras más oscuro es el color de piel, los porcentajes de personas ocupadas en actividades de mayor calificación se reducen”, señaló el INEGI. “Cuando los tonos de piel se vuelven más claros, los porcentajes de ocupados en actividades de media y alta calificación se incrementan”.

El informe también muestra que el color de piel tiene incidencia en la movilidad social.

El estudio del INEGI confirma lo que ya sabíamos: el racismo y el clasismo están bien arraigados en México.