84 Lumber YouTube

Fox, la cadena televisiva que transmitirá el Super Bowl, supuestamente no quería transmitir el comercial de una compañía de Pennsylvania porque narra la historia de una mujer y una niña que se topan con un muro fronterizo. El comercial fue “demasiado controversial” para la cadena, según el periódico The New York Times.

El reportaje del periódico dice que la compañía de materiales de construcción conocida como 84 Lumber originalmente planeaba lanzar un comercial que mostraba a las mujeres encontrándose con un muro después de un difícil y largo viaje. Pero el comercial que va a ser transmitido en el medio tiempo del Super Bowl no incluye el muro y simplemente le pide a los espectadores que visiten el sitio web de la compañía para ver cómo acaba la historia.

El sitio web tiene este teaser:

“Todavía no puedo entender porque fue censurado”, Maggie Hardy, la presidenta y dueña de 84 Lumber, le dijo a The Times. “De hecho, estoy asombrada por eso en hoy en día. No es pornográfico, no es inmoral, no es racista”.

Advertisement

A pesar de que las compañías gastan millones de dólares por tan solo 30 segundos de tiempo aire durante el Super Bowl, la liga Nacional de Fútbol Americano y la cadena que transmite el partido tienen la decisión final sobre todos los comerciales, informó el periódico.

El incidente subraya el balance editorial que las compañías deben seguir para hablar de los acontecimientos actuales sin meterse demasiado en política. Esto es muy difícil de lograr ya que las acciones de Donald Trump como presidente han hecho que el país se sienta más dividido que nunca.

Bloomberg recientemente informó que muchas marcas están muy preocupadas de antagonizar a Trump durante el partido.

Advertisement

Pero la publicidad de 84 Lumber no será el único comercial sobre la experiencia de los inmigrantes. Muchos aplaudieron el comercial para el Super Bowl que Budweiser lanzó a principios de esta semana. El comercial narra la historia del fundador alemán de la compañía y la discriminación que tuvo que soportar al llegar a Estados Unidos.

Más de 6 millones de personas han visto el comercial desde que se publicó en YouTube.