Cortesía GSVOAC

Si uno pasa por delante de edificios abandonados en el centro de la ciudad de Oaxaca es muy probable que se encuentre con una cinta de “peligro” o letreros avisando que tengas cuidado porque tal edificio podría caerse en cualquier momento. Estos descuidos crean peligros mortales para los ciudadanos. Por eso el Grupo Salvando Vidas Oaxaca A.C. (GSVOAC), fundado por Manuel Chávez Nuñez y su familia, realiza acciones para proteger a los peatones en el corazón de la ciudad.

Foto: Edgar Reyna

“Simplemente queremos beneficiar a los peatones y personas con discapacidad, pero también mejorar Oaxaca. Es muy peligroso andar en las banquetas, por eso queremos evitar peligros”, aclara don Manuel, el ángel guardián de los peatones que trabaja como sastre cuando no está pegando letreros por la ciudad.

Advertisement

El proyecto familiar surgió después de que Don Manuel se enteró de las muertes de dos personas ciegas que cayeron en registros sin tapas. La familia ahora recorre el Centro Histórico supervisando las calles para ver si encuentran banquetas y construcciones en malas condiciones.

GSVOAC lleva desde marzo de 2014 arreglando cajas de registro sin tapas, alcantarillas sin rejas, baches profundos y hasta han protegido árboles que estaban a punto de ser cortados por el gobierno.

Don Manuel explica que su familia siente la necesidad de cumplir con lo que el gobierno se niega a hacer.

Foto: Edgar Reyna

“Después de hacer este trabajo por muchos años, el municipio simplemente nos ha dicho: ‘Buen trabajo’. No tienen presupuesto para hacer lo que nosotros hacemos”, comenta don Manuel. “Hay dinero para el alumbrado y para los jardines públicos pero no para mejorar la vida del peatón”.

Advertisement

Don Manuel subraya que también han recibido materiales de una empresa local para hacer tapas de cemento para cubrir baches en las banquetas y seguir con sus actividades altruistas. Ya han colocado más de 200 en las calles de la ciudad. Aparte de las tapas, los integrantes de GSVOAC hacen coperacha para adquirir todos los materiales que usan en sus proyectos.

“Soy árbol, no basurero”, lee en un letrero que GSVOAC coloca en algunos troncos para recordarle a los residentes que no son la única vida en la ciudad.

Cortesía de GSVOAC

“De todos los habitantes de México, somos el único grupo civil en toda la República que está haciendo este trabajo. Eso nos da mucha satisfacción, pero queremos que más personas se involucren en sus comunidades”, dice Don Manuel.

GSVOAC busca promover el civismo urbano y está haciendo un llamado a los ciudadanos a que intenten arreglar las cosas por su propia cuenta sin esperar mucho del gobierno.