La población latina en Estados Unidos es un pilar fundamental del futuro económico del país, según un nuevo informe del Colaborativo de Donadores Latinos (LDC, por sus siglas en inglés).

El “Informe del Producto Interno Bruto de latinos: Cuantificando el impacto del crecimiento económico de los hispano americanos” asegura que los latinos representan un poco más de $2 mil millones de dólares del PIB estadounidense cada año.

Advertisement

El Producto Interno Bruto o PIB es el valor total generado por los bienes y servicios de un país.

“La percepción común de que los latinos son un peso para la sociedad estadounidense es sumamente incorrecta”, subraya el profesor de la escuela de medicina de la Universidad de California en Los Ángeles, David Hayes-Bautista, en los primeros párrafos del informe. “Al contrario, los latinos son el factor más necesario para impulsar el crecimiento de este país. Todos los estadounidenses se han beneficiado de los $2.13 mil millones de dólares que el PIB latino contribuye al país, y deberían tomar acciones para asegurarse que esto continúe”.

El estudio subraya que el PIB de la comunidad latina es más grande que el de Brasil, Canadá, India e Italia. También que los latinos viviendo en Estados Unidos serían el séptimo PIB más grande del mundo si formaran un país autónomo.

Advertisement

“Estamos muy emocionados de tener evidencia estadística que comprueba lo que los latinos viviendo en Estados Unidos siempre han sabido: somos muy trabajadores, productivos y un factor esencial en el crecimiento económico de Estados Unidos y de la sociedad estadounidense”, subrayó Ana Valdez, directora ejecutiva del LDC, en un comunicado de prensa.

“Los latinos son la nueva audiencia mainstream de Estados Unidos y esperamos que este estudio impulse a los líderes políticos y empresariales a tomarnos con más seriedad e invertir en nuestro crecimiento continuo”, escriben los investigadores.

A pesar de que los latinos son una parte esencial de la economía estadounidense, la administración Trump ha optado por lanzar políticas que perjudican a las comunidades.

Es hora de que los latinos comiencen a votar con la cartera para no ser ignorados y despreciados por los políticos estadounidenses.