La escandalosa orden ejecutiva que firmó Donald Trump para prohibirle la entrada a Estados Unidos a ciudadanos de siete naciones musulmanas está impulsando una ola de rumores en internet.

En las redes sociales de México circulan reportes que afirman que los agentes de inmigración estadounidenses están revocando las visas de algunas personas en algunos puertos de entrada por supuestamente encontrar memes de Trump en celulares y otros dispositivos electrónicos.

Algunos medios estadounidenses también informan que los ciudadanos mexicanos están siendo retenidos más tiempo de lo normal en las aduanas de algunos aeropuertos.

Advertisement

Advertisement

Sin embargo, los consulados de México en Estados Unidos subrayan que es casi imposible establecer una correlación entre la orden ejecutiva de Trump, la cual ya ha sido suspendida por un juez federal, y estos reportes.

El consulado de México en Chicago niega que los ciudadanos mexicanos se hayan visto afectados. “La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza no ha realizado cambios en las políticas de admisión de mexicanos en puertos de entrada”, me dijo el agregado de prensa Luis Adrián Sosa en un correo electrónico.

“Son auténticos volados”, me dijo el Cónsul de México en Los Ángeles, Carlos García de Alba, refiriéndose a la decisión de un agente de inmigración sobre dejar o no dejar entrar a una persona a Estados Unidos.

Advertisement

“Creo [que los reportes] son producto del miedo y se están convirtiendo en mitos urbanos”, subrayó De Alba. “Por desgracia generan psicosis y eso es hacerle juego a Trump”. El Cónsul dijo que la espera extraordinaria en los aeropuertos es aleatoria. “Depende del horario y del oficial en turno, pero no he percibido dedicatoria contra los mexicanos”.

Algunos rumores que circulan en WhatsApp recomiendan borrar cualquier tipo de mensajes en contra de Trump .

Es bien sabido que la ley otorga una gran discreción a las autoridades migratorias de Estados Unidos para inspeccionar a quien ingresa e incluso revisar sus dispositivos electrónicos sin contar con una orden de registro.

Advertisement

Sin embargo, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP por sus siglas en inglés) ha desmentido los reportes sobre los  memes y tiempos de espera.

“Después de revisar las alegaciones estamos considerando estos reportes como rumores”, me dijo un vocero de CBP en un correo electrónico.

Otro vocero de la agencia que consulté se refirió a los reportes como “falsos”.

El periódico Los Angeles Times informó la semana pasada que este tipo de noticias falsas están siendo compartidas para esparcir el pánico.

Advertisement

Advertisement

Según el diario, las autoridades estadounidenses también han tenido que salir a desmentir reportes en Instagram y Facebook que aseguran que en algunas ciudades la policía está montando retenes para deportar a inmigrantes indocumentados.

La polémica de falsas noticias arrancó desde la campaña electoral. El fenómeno acaparó titulares después de que varias agencias de inteligencia estadounidenses acusaran a Rusia de lanzar una campaña de rumores y noticias falsas en contra de la candidata demócrata Hillary Clinton.

Algunas de las noticias falsas que se esparcieron durante la elección afirmaban que Hillary Clinton se encontraba enferma. Clinton y el propio Presidente Obama advirtieron sobre la “epidemia” de noticias falsas.

Advertisement

“Las llamadas noticias falsas pueden tener consecuencias en el mundo real”, dijo la entonces candidata, después que se suscitara un tiroteo en una pizzería en Washington D.C. motivado por una teoría de conspiración en internet que afirmaba que Clinton manejaba una red de prostitución infantil en ese establecimiento.

El Presidente Trump, por su parte, ha usado el término –noticias falsas— para atacar la cobertura desfavorable de algunos medios estadounidenses.

Advertisement

Advertisement

En su primera conferencia de prensa Trump acusó a CNN de divulgar “noticias falsas” luego de que la televisora publicará un documento de inteligencia afirmando que el gobierno ruso poseía información comprometedora sobre el nuevo presidente de Estados Unidos.

“Las noticias falsas” se han convertido en un problema tan grande que incluso algunas plataformas de redes sociales como Facebook están destinando dinero y recursos para evitar que se vuelvan virales.

Advertisement

Cada vez está más claro que algunos gobiernos, hackers y trolls son los responsables de esparcir este tipo de contenido. Algunos reportes también señalan que existe toda una industria que comercializa las noticias falsas.

Por el momento el único antídoto en contra de las noticias falsas consiste en la habilidad de cada individuo que navega en la red y utiliza redes sociales para cuestionar críticamente sus respectivas fuentes de información.

Advertisement

Haz click aquí para más contenido de Fusion en español