ASSOCIATED PRESS

CIUDAD DE MÉXICO – Al menos 40 inmigrantes mexicanos que fueron deportados de Estados Unidos hablaron de sus experiencias ante un foro de líderes empresariales, académicos, políticos y comunitarios.

Los participantes del Foro Agenda Migrante: New Comienzos discutieron el pasado fin de semana cómo facilitarle la llegada a México a los deportados del presidente estadounidense Donald Trump. El foro se enfocó en las medidas y políticas que las ciudades pueden implementar para avanzar su estatus ‘santuario’ y así reintegrar a los repatriados a la sociedad y la industria.

Advertisement

En enero, la Ciudad de México se declaró ‘ciudad santuario’ tras la inauguración de una línea telefónica que le ofrece a los repatriados asesoría legal y psicológica.

Luis Wertman Zaslav, Presidente del Consejo Ciudadano de la Ciudad de México, me dijo que los repatriados deberían ser agentes de desarrollo en las ciudades “por las cualidades que sabemos que tienen y la cultura binacional que los enriquece como personas”.

Advertisement

“Ellos son el ejemplo de que, con esfuerzo y mucho trabajo, puedes crecer en lo económico y en lo intelectual”, subrayó Wertman Zaslav. “Son personas que pueden ayudar a romper moldes y a modificar hábitos negativos entre la población”.

Históricamente, la inmigración ha sido un factor sumamente importante en el desarrollo económico y cultural de las ciudades a nivel global. La Ciudad de México quiere reconocer esto e implementar programas para detonar su potencial.

“Ya tuvimos talleres con muchos de [los deportados] para obtener créditos de la Secretaría de Desarrollo Económico, certificarlos en el conocimiento del idioma inglés, su capacidad para enseñarlo, vincularlos con empresas y organismos privados que tienen vacantes e incluso con industrias, como la tecnología, que busca emprendedores”, me dijo Wertman Zaslav. “Nuestra visión es que el mexicano en retorno debe integrarse sin problemas y aprovechar las mismas oportunidades que se le ofrecen a cualquier ciudadano de la capital”.

Advertisement

El Consejo Ciudadano de la Ciudad de México ha desarrollado una red de apoyo con varias organizaciones, empresas y dependencias gubernamentales que podrían ayudar a los repatriados en 14 estados.

El Presidente Enrique Peña Nieto también prometió la creación de programas para amenizar la integración de los connacionales repatriados. El gobierno de la Ciudad de México actualmente apoya a unos 400 connacionales repatriados cada semana en la regularización de su situación migratoria. El gobierno local provee albergues temporales, traslados a destinos nacionales y ofrece ayuda con los trámites burocráticos para sacar un certificado de nacimiento o algún tipo de identificación oficial.

Cabe destacar que muchos inmigrantes de otros países están llegando a la Ciudad de México con la intención de quedarse o continuar su viaje hacia Estados Unidos. Estos inmigrantes de el Caribe, Centroamérica e incluso África no siempre son bien recibidos por las autoridades migratorias.

Advertisement

El foro no habló de esta problemática pero si subrayó que los migrantes mexicanos en retorno deben ser considerados como un regalo que las ciudades mexicanas necesitan aprovechar. Muchas veces, los que pasaron mucho tiempo en el extranjero tienen la suficiente educación y experiencia laboral para fortalecer la sociedad mexicana.

Sin duda, esto podría llegar a ser una fuga de cerebros a la inversa que beneficiaría a México y sus ciudades.