Getty Images

El muro fronterizo de Trump, el cual México todavía no ha aceptado pagar a pesar de la insistencia del neoyorquino, tal vez no será la estructura de ladrillos que había prometido. En otras palabras: su muro será una cerca.

Por lo menos así es como la Casa Blanca lo quiere describir para evitar la suspensión de este proyecto de gobierno por no poder acordar un presupuesto en la Cámara. El portal Político informó que Marc Short, el director de asuntos legislativos de la Casa Blanca, trató de promover el muro como una “doble cerca” en una reunión con legisladores republicanos y demócratas en el Comité de Apropiaciones del Senado.

Advertisement

Los demócratas lograron bloquear el financiamiento del muro fronterizo durante la primavera, pero la Casa Blanca no se rendirá durante los debates del presupuesto anual. Para apelar a los demócratas, Short ofreció financiamientos para los mini proyectos de cambio relativos a la construcción del muro. La cuestión es que el muro nunca será del modo en que su partido había propuesto durante su campaña presidencial.

Según el portal Político:

Algunos republicanos todavía esperan ver si la Casa Blanca es capaz de anunciar la barrera fronteriza como una “cerca” en lugar de un muro. Consideran que así, tal vez, algunos demócratas estarían más abiertos a la idea. Técnicamente, el financiamiento de la Cas Blanca no pagará una estructura masiva de ladrillos como Trump había prometido durante su campaña, más bien, serán dos cercas pagadas con impuestos de los estadounidenses.

Los demócratas, por lo tanto, no están aceptando la propuesta aunque la Casa Blanca solo necesita que ocho de ellos aprueben la cerca. “Sé que cada [demócrata] considera el financiamiento del muro como algo venenoso”, dijo el senador demócrata Tammy Baldwin. Baldwin, quien orquestó el acuerdo presupuestario en 2013, sugirió que aprobarían la cerca si México verdaderamente pagaba por su construcción.

Advertisement

Con respecto a la cerca de Trump, cabe mencionar que ya existe una cerca fronteriza que recorre 700 millas. Queda por saber cómo el presidente planea abordar el tema del lanzamiento de drogas sobre la cerca que están pegando a estadounidenses del otro lado.

Esta nota se publicó originalmente en inglés.