ABC15Arizona screenshot

Una hora después de que Guadalupe García de Rayos fuera deportada su hija de 14 años habló ante varios noticieros locales.

“Honestamente no tengo palabras”, dijo Jacqueline Rayos García, en un intento por tragarse las lágrimas.

Advertisement

La madre de Jacqueline, quien vivió 21 años en Estados Unidos, se presentó varias veces ante las autoridades migratorias durante los últimos ocho años. Nunca fue considerada como prioridad para ser deportada y siempre la dejaban ir después de su cita.

Sin embargo, este miércoles fue detenida tras presentarse en la oficina de Phoenix, Arizona del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE por sus siglas en inglés) y nunca regresó a casa. Garcia de Rayos fue arrestada en el 2008 por usar un número de seguro social falso para trabajar en un parque acuático. La mujer fue repatriada a Nogales, Sonora este jueves.

Advertisement

Su abogado Ray A. Ybarra Maldonado le dijo a varios reporteros que cree que las nuevas órdenes ejecutivas de Donald Trump resultaron en la deportación de García de Rayos.

Advertisement

“Creo que es injusto que se la llevaron simplemente porque estuvo trabajando para mantenernos”, dijo la hija de García de Rayos ante los noticieros locales. La adolescente habló ante la mirada de su padre y hermano.

ABC15Arizona screenshot

Le dijo a los periodistas que le dolió el corazón cuando se dio cuenta que tenía que hacerle la maleta a su mamá.

“Nadie debería tener que ver la ropa de su mamá y pensar ‘ah, va necesitar esto o eso’”, dijo la joven. “Nadie… nadie debería tener que aguantar el dolor de hacer la maleta [de su mamá]”.

Advertisement

“Es que es triste ver lo que está pasando en el mundo, especialmente con el presidente que tenemos ahora”, añadió.

“El caso migratorio de la Sra. [García de Rayos] pasó por varios niveles del sistema de tribunales de inmigración, incluso la mesa directiva de apelaciones de inmigración, y los jueces determinaron que no tenía precedentes legales para quedarse en los Estados Unidos”, dijo un representante de ICE en un comunicado enviado a Fusion.

Advertisement

La madre de Jacqueline es una de aproximadamente 8 millones de inmigrantes indocumentados que ahora son prioridad para la deportación bajo la nueva administración Trump, la cual podría repatriar cinco veces más inmigrantes que el gobierno de Obama.

“Estoy aquí y voy a seguir luchando por mi mamá y otras familias que están viviendo la misma situación”, dijo Jacqueline.