Screenshot via MSNBC

El Presidente Donald Trump se reunió con la canciller alemana Angela Merkel el viernes por la mañana y al parecer la conversación entre ambos líderes estuvo un poco rara.

Vean cómo Trump se niega a darle la mano a Merkel, uno de los aliados más importantes de Estados Unidos, durante la sesión de fotos en la Casa Blanca.

La última vez que Trump se puso así de berrinchudo sus conejeros supuestamente lo trataron de animar explicándole como iban a implementar el decreto para prohibe la entrada a Estados Unidos a ciudadanos de siete naciones con población mayoritariamente musulmana.

A ver que hacen para animarlo esta vez.