Getty

Unas semanas después de que Donald Trump entrara a la Casa Blanca, Rómulo Avelica-González fue detenido por policías de la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) después de dejar a sus hijas en su escuela de Los Ángeles. Una de sus hijas, Fátima, capturó un video de la detención y el video se volvió viral. Se trataba de la demostración videográfica de las políticas migratorias injustas de Trump.

La orden de deportación de Avelica-González ha recibido dos suspensiones al principio de esta semana mientras el tribunal de apelaciones revisaba su caso. El Consejo de Apelaciones Migratorias rechazó la orden de deportación original, según el diario The Los Angeles Times.

Advertisement

Ahora el caso de Avelica-González será presentado otra vez en la corte local de inmigración que originalmente ordenó su deportación. Su abogado, Alan Diamante, le dijo a The Los Angeles Times que podría tomar varios años que un juez llegara a tomar una decisión para su caso ya que estos tribunales tienen casi 115.000 casos pendientes esperando.

Avelica-González, un ciudadano mexicano que ha vivido en Estados Unidos durante 25 años, fue recogido por ICE después de que un juez emitiera una orden de deportación por dos delitos menores que incluían: recibir etiquetas de registro de automóvil y conducir bajo la influencia del alcohol. Sus abogados llegaron a un acuerdo en junio con respecto a los delitos, acordando que Avelica-González podría ser liberado del Centro de Detención de Adelanto en San Bernardino en California una vez tuviera su audiencia para fijar fianza el 30 de agosto.

A finales de marzo, Avelica-González y su esposa solicitaron la visa U, que permite las víctimas de crímenes violentos y sus familiares inmediatos solicitar la ciudadanía. Diamante le dijo al Los Angeles Times que planea pedirle al juez que suspenda la deportación de Avelica-González mientras se están procesando las solicitudes de sus visas.

Este artículo fue publicado originalmente en inglés.