Imagen de @KellyannePolls.

Las redes sociales se están usando ampliamente para difundir propaganda y manipular la opinión pública, señala una nueva serie de estudios publicados por la Universidad de Oxford en Inglaterra. El análisis de una de las universidades más prestigiosas de Europa subraya que las redes sociales también se están convirtiendo en una herramienta indispensable para alimentar las tácticas sucias de las campañas políticas.

El estudio afirma que casi 45% de las cuentas de Twitter que son muy activas en Rusia son bots – es decir, cuentas falsas automatizadas. El estudio también analiza ciertos casos como el uso de miles de cuentas falsas para difundir propaganda en China en contra del presidente taiwanés Tsai Ing-wen. El Instituto de Propaganda Computacional de Internet en Oxford enfocó su investigación en nueve países: Alemania, Brasil, Canadá, China, Estados Unidos, Polonia, Ucrania, Taiwán y Rusia.

Advertisement

“Reportes de noticias falsas, distribuidos extensamente a través de las redes sociales, se pueden considerar como una forma de propaganda computacional. Los bots normalmente son herramientas importantes en la promoción de esta desinformación en sitios como Twitter, Facebook, Reddit, y muchos más”, lee el resumen ejecutivo del estudio.

El informe describe a Estados Unidos como un país en que se “manufactura el consenso” y se crea una ilusión de popularidad alrededor de un candidato. Esto ocurre a través de los likes, los retuits y los shares de cierto contenido para crear un espejismo de popularidad.

Advertisement

“Los bots multiplican la habilidad de una persona en su intento de manipular a la gente. Imagina a tu amigo que te cae gordo en Facebook, el que siempre está metido en argumentos políticos. Si tiene un ejército de cinco mil bots, sería peor, ¿no?”, subrayó Philip Howard, profesor de estudios de internet en Oxford.

Advertisement

Los resultados del informe concluyen que la propaganda computacional es una de las herramientas más poderosas contra la democracia ya que esparce información tergiversada. El instituto afirma que los algoritmos de las redes favorecen este tipo de contenido e incluso llegan a promoverlo.

“Es hora de que las empresas de las redes sociales diseñen sus plataformas para la democracia”, afirmó Howard. “Alemania vota este otoño. Egipto, Brasil y México tienen elecciones generales el próximo año... Hay que asumir que cada gobierno autoritario seguirá usando las redes sociales como una herramienta para el control político”.

“Promover noticias e información política de fuentes de confianza es sumamente importante. Finalmente, el diseñar [los sitios web] para la democracia, de manera sistemática, ayudará a renovar la confianza en los sistemas de redes sociales”, dijo Howard.