ASSOCIATED PRESS

Casi uno de cada siete bebés que nacieron en Estados Unidos en el 2015 son hijos de parejas multiraciales o multiétnicas, según un análisis de datos censales publicado por el Centro de Investigación Pew. Esto quiere decir que el porcentaje (14%) de bebés multiraciales o multiétnicos se ha triplicado desde 1980.

Cabe destacar que el aumento de nacimientos multiétnicos se da casi 50 años después de Loving v. Virginia, el famoso caso legal en el cual un hombre blanco y una mujer afroamericana buscaban contraer matrimonio. Su lucha llegó hasta la Corte Suprema de Estados Unidos y sentó el precedente para legalizar los matrimonios interraciales en todo el país en 1967.

Ahora las parejas multiraciales no son nada raro.

El censo estadounidense considera a los infantes multiraciales o multiétnicos como niños menores de 1 año cuyos padres son de diferentes razas.

Advertisement

Hawaii es el estado con más bebés multiraciales o multiétnicos. Ahí casi 44% de los bebés vienen de padres de diferentes razas. Oklahoma, un estado conservador, y Alaska también, tienen porcentajes altos con 28% de los bebés nacidos en 2015 siendo multiraciales o multiétnicos. El estudio subraya que 20% de los bebés en California y 14% de los bebés en Texas fueron multiétnicos o multirraciales. Solo 4% de los bebés nacidos en Vermont, un estado conocido por sus políticas sociales progresistas, fueron multiraciales o multiétnicos.

A pesar de que la diversidad de las nuevas generaciones ayudará a generar cambios en la sociedad estadounidense, sólo un 22% de los adultos piensa que tendrá un impacto positivo, según una encuesta de 2015 también publicada por el Centro de Investigación Pew.

La mayoría de los adultos estadounidenses (65%) piensa que el cambio demográfico no afectará mucho, mientras que el 11% de todavía cree que sería algo negativo para el país.

Advertisement

El racismo y la xenofobia no van a terminar de la noche a la mañana. Pero ningún gobierno o política puede evitar los cambios demográficos que se están suscitando. La diversidad llegó para quedarse. Los bebés multiraciales están cambiando La cara de Estados Unidos.