YouTube

Varios estados están resistiendo las acciones del Presidente Donald Trump contra los inmigrantes indocumentados que viven en Estados Unidos. Sin embargo, ninguno se ha atrincherado como California.

Los legisladores del estado están trabajando para aprobar la Ley de Valores de California (SB 54). La iniciativa básicamente crearía una división legal entre las agencias federales y las policías californianas para proteger a los inmigrantes de la deportación.

Advertisement

El viernes por la mañana, el diputado David Chiu, un demócrata de San Francisco, se reunió con trabajadores de la Unión Internacional de Empleados de Servicio (SEIU) y la Federación de Trabajo de California para presentar la Ley de Protección para Trabajadores Inmigrantes (oficialmente conocida como AB 450). El proyecto de ley busca proteger a los trabajadores de las redadas del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) en sus lugares de empleo.

La oficina de Chiu subrayó que algunas redadas han violado los derechos de los trabajadores ya que ICE tiende a usar ordenes de arresto individuales para detener a todos los trabajadores de un mismo sitio, incluso a ciudadanos estadounidenses.

El Presidente de SEIU David Huerta dijo que AB 450 es “El más nuevo y duro obstáculo presentado por California contra el equipo de deportación de Trump que ha perseguido a los inmigrantes sin piedad a pesar de sus contribuciones importantes a nuestras comunidades y nuestra economía”.

Advertisement

Al hablar sobre la iniciativa de ley en la iglesia de Santa Inés en San Francisco, Chiu, quien es hijo de inmigrantes y un ex abogado de derechos civiles, dijo que había reflexionado sobre cómo se había ido de casa esa mañana:

Mi hijo me dijo adiós al irme al trabajo. Desafortunadamente, en la nación de Trump, mientras los niños le dicen adiós [a sus padres], hay 11 millones de estadounidenses que no saben si van a regresar del trabajo. Donald Trump ha declarado una guerra contra 11 millones de estadounidenses que son indocumentados porque Trump y sus aliados republicanos han fallado en aprobar una reforma migratoria integral.

Chiu dijo que en California, la sexta economía más grande del mundo, 45% de los campesinos, 30% de los trabajadores en restaurantes, y 21% de los trabajadores de construcción son indocumentados. Más de 2.5 millones de trabajadores indocumentados contribuyen $180 mil millones de dólares a la economía del estado, dijo Chiu, citando cifras del Instituto de Políticas Públicas de California.

Tras la propuesta de Trump para contratar 10 mil nuevos empleados de ICE, los legisladores de California dicen que esperan más redadas en los lugares de empleo. Chiu denunció que las redadas “separan a familias trabajadoras” y son “malas para los empleadores”.

“Desafortunadamente, hemos visto en muchas ocasiones que los empleadores explotan a los trabajadores por su estatus migratorio. AB 450 toma pasos importantes para prevenir los abusos y manda un mensaje importante de que no se tolerará la explotación de nuestras comunidades de inmigrantes”, dijo Winifred Kao, directora de litigios del Caucus de la organización de Asiáticos Americanos Avanzando la Justicia.

Si se aprueba, AB 450 proporcionará estándares claros para asegurar que las “redadas disruptivas” se lleven a cabo legalmente, dijo Chiu.

Advertisement

La ley requeriría a los empleadores pedir ver una orden judicial antes de permitir a los agentes de ICE entrar a su establecimiento. También le prohibiría a los empleadores compartir la información confidencial de sus trabajadores sin una citación. Requeriría a los empleadores informarle al Comisionado de Trabajo y a los representantes de los trabajadores sobre las auditorías fiscales. También prohibiría a los empleadores actuar contra los trabajadores que reporten violaciones laborales.

AB 450 fue presentada por el Senador Scott Wiener y los diputados Phil Ting y Rob Bonta. Los comités de políticas de la asamblea revisarán el proyecto de ley en abril.