Imagen de captura via citzenlab.org

Días después de que el diario The New York Times citara uno de sus informes sobre ciberespionaje en México, la Universidad de Toronto ha publicado una lista actualizada de los activistas, periodistas, críticos y opositores políticos que el gobierno mexicano pudo haber intentado monitorear.

El Citizen Lab, un órgano de la universidad que estudia las intersecciones entre tecnología, seguridad y derechos humanos, asegura que por lo menos tres opositores políticos mexicanos de alto rango fueron blancos de un software diseñado por una compañía israelí para infectar y espiar dispositivos electrónicos.

Advertisement

Según el informe, el Presidente del Senado y miembro del Partido Acción Nacional (PAN), Roberto Gil Zuarth, recibió tres mensajes de texto cuyo propósito eran infectar su celular con el malware. Uno de los mensajes incluía un link a un supuesto artículo de la revista Proceso y otro invitaba al político a asistir a un funeral. El presidente del PAN, Ricardo Anaya, y el secretario de comunicaciones del partido, Fernando Rodríguez Dova, supuestamente también recibieron mensajes similares.

La lista de los supuestos blancos de espionaje vía Citizen Lab.

Hace algunos días The Times publicó una investigación afirmando que periodistas mexicanos como Carmen Aristegui y Carlos Loret de Mola habían sido blancos de este malware conocido como Pegasus. El diario no acusó al gobierno mexicano de manera directa pero señaló que el producto, en teoría, sólo puede ser adquirido por gobiernos y dependencias de seguridad.

Advertisement

Advertisement

La administración del Presidente Enrique Peña Nieto ha negado cualquier participación en una campaña de espionaje vía Pegasus y la Procuraduría General de la Republica (PGR) anunció que buscará la ayuda del FBI para atraer el caso.

Algunos analistas señalan que el malware pudo haber sido usado por empresas o incluso gobiernos estatales. Sin embargo, la mayoría de los supuestos blancos acusan al gobierno federal y sus dependencias de seguridad.

Los supuestos mensajes de texto que recibió Ricardo Anaya vía Citizen Lab.