AP

La Cámara de Representantes de Texas aprobó el proyecto de ley SB 4 con 93 votos a favor y 55 en contra este jueves tras más de 16 horas de debate. El nuevo decreto prohibirá la creación de las llamadas ciudades santuario que no cooperan con las agencias migratorias. La ley también le permite a la policía estatal detener a una persona y pedirle sus documentos migratorios sin tener que arrestarla o acusarla de un delito.

La ley, la cual todavía debe ser firmada por el gobernador del estado, le exige a las autoridades locales cumplir con las solicitudes de detención del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE). Otra versión del proyecto de ley fue aprobada por el Senado de Texas en febrero.

Advertisement

Durante el debate, los legisladores enfocaron la discusión en la cláusula que le permite a las policías locales indagar el estatus migratorio de cada persona detenida. Esto incluye a personas que han sido detenidas por ofensas como cruzar la calle mientras el semáforo está en rojo. Algunos expertos dicen que esto promoverá prácticas de vigilancia discriminatorias en un estado donde casi el 40% de la población es latina. En un principio los legisladores removieron la cláusula de la propuesta. Sin embargo, un diputado local la incluyó como una enmienda y un grupo de legisladores conservadores pactaron su aprobación, según el diario Dallas Observer.

“No estamos exagerando cuando decimos que las personas que se empoderan mediante esta enmienda son los criminales”, dijo la legisladora demócrata Mary Gonzalez en entrevista con el noticiero local WFAA. “No estamos exagerando… cuando decimos que la gente que sentirá los mayores efectos de esto son los más vulnerables, las mujeres, los niños, los que han sobrevivido asaltos sexuales, violaciones, la trata de personas, y la gente que se sentirá desconectada de la policía, las personas que se supone deben hacerlos sentir seguros”.

La nueva ley de Texas tiene aspectos similares a la infame ley de Arizona SB 1070, la cual le permitía a la policía local detener a alguien bajo sospecha de ser indocumentado.

Advertisement

La lucha contra las ciudades santuario como Austin se ha convertido en una prioridad para la administración del Gobernador Gregg Abbott. Los miembros del Partido Republicano en Texas declararon que la prohibición de las ciudades santuario era un “tema de emergencia”.

Los legisladores de Texas ahora tienen que reconciliar las diferentes versiones de SB 4 que se aprobaron en la Cámara de Representantes y el Senado antes de presentar el decreto final para que sea firmado por Abbott.