AP

El presidente estadounidense Donald Trump no deja de ladrar sobre su muro fronterizo a pesar de no contar con la lana para construirlo. Y ahora está intentando promover la infame estructura como algo que podría ser bueno para el medio ambiente y las energías renovables tan sólo semanas después de salirse del Acuerdo de París sobre cambio climático.

“Ustedes son el primer grupo a quienes se lo digo: un muro solar. Tiene sentido, veamos, estamos trabajando en ello. Una pared solar, paneles, hermoso. Piénsenlo, mientras más alto se eleve más valioso será”, Trump dijo durante una asamblea en el estado de Iowa esta semana.

Advertisement

“Bastante imaginativo, ¿verdad? Ha sido idea mía”, afirmó Trump.

Trump supuestamente discutió la idea de incluir paneles solares con miembros del Partido Republicano a principios de junio.

Advertisement

Trump, fiel a su estilo, no dio detalles y aseguró que será algo “maravilloso”.

Advertisement

“Estamos pensando en construir el muro como un muro solar que produzca energía y se pague solo”, dijo el mandatario estadounidense. “Y así, México tendrá que pagar mucho menos. Eso es algo bueno, ¿no?”. Siguieron los aplausos.

“Tenemos una buena oportunidad, ese es uno de los lugares [la frontera] en el que la energía solar realmente funciona. Mucho calor, mucho sol. Eso de verdad funciona allá, así que veremos qué pasa con eso”, dijo Trump. “Sería estupendo y creo que también lo podríamos hacer hermoso”.

El supuesto muro solar tendría que cubrir 3,100 kilómetros de frontera para no dejar a los bad hombres cruzar.

Durante la campaña, Trump prometió que el muro costaría entre $8 y $12 mil millones de dólares. Pero los expertos calculan que la estructura podría costar más de $20 mil millones de dólares. Con paneles o sin paneles, es poco probable que México lo pague.