@realDonaldTrump

El presidente estadounidense Donald Trump visitará el Departamento de Seguridad Interna este miércoles para supuestamente firmar una orden ejecutiva que asignará recursos federales para la construcción de un muro a lo largo de la frontera entre México y Estados Unidos.

Varios medios estadounidenses, incluyendo The New York Times y The Washington Post, aseguran que Trump también firmará órdenes ejecutivas esta semana que limitarán la inmigración de ciertos países y afectarán a las llamadas “ciudades santuario” — las urbes de Estados Unidos que se rehúsan a cooperar con las agencias federales para deportar a inmigrantes indocumentados.

Advertisement

“Un día grande planeado para la seguridad nacional mañana. Entre otras cosas, construiremos un muro!”, Trump escribió en su cuenta de Twitter el martes por la noche.

Se espera que el presidente estadounidense ordene la construcción del muro el mismo día que los funcionarios mexicanos inician negociaciones con su equipo en la Casa Blanca.

Advertisement

El anuncio de Trump complica las reuniones de alto nivel y pone a prueba la disponibilidad del gobierno mexicano de entablar un diálogo con un jefe de estado que toma decisiones unilaterales antes de sentarse en la mesa de negociación.

Varios líderes de opinión en México están haciendo un llamado a suspender la visita del Presidente Enrique Peña Nieto a Washington agendada para el 31 de enero, pues no parece haber condiciones para el diálogo y la concertación que anhela el gobierno de México.

Esta semana Peña Nieto delineó 10 puntos de partida para comenzar las negociaciones con Trump. Los funcionarios mexicanos insisten que México no pagará por el muro que Trump prometió construir durante su campaña.

Advertisement

Trump ha dicho que por ahora los estadounidenses pagarán por el muro para poder construirlo rápidamente y promete que México va a “reembolsar” el dinero. Algunos analistas opinan que Estados Unidos podría imponer aranceles y cuotas a las remesas y el comercio con México para financiar el muro. Trump también podría recortar la ayuda a México.

La supuesta renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) también se está complicando para México. Los funcionarios canadienses comentaron esta semana con diversos medios que su país podría buscar un tratado bilateral con Estados Unidos, dejando a México solo en las negociaciones.

El Secretario de Economía Ildefonso Guajardo antes de partir a Washington dijo que de no haber beneficios para México en un nuevo TLCAN el país se retirará del acuerdo, poniendo fin a más de dos décadas de integración norteamericana. Es decir, ante la rudeza de los tweets de Trump, el equipo de Peña Nieto también se prepara para lo peor.