AP

Tres menores y una maestra fueron trasladados al hospital el miércoles por la mañana tras un tiroteo perpetrado por un estudiante de 15 años dentro de un salón de clases en la ciudad de Monterrey.

El incidente ocurrió dentro de las instalaciones del Colegio Americano del Noreste, una institución privada de educación bilingüe. Las imágenes de una cámara de seguridad que captó el momento del tiroteo están circulando en las redes sociales de México.

Advertisement

Las autoridades de Nuevo León informaron que el sospechoso le disparó a un estudiante en un brazo e hirió a los demás de gravedad al dispararles en la cabeza. El sospechoso después se apuntó el arma y se suicidó. El gobierno de Nuevo Léon reveló que tres víctimas —dos de los estudiantes y la maestra — se encuentran en condición crítica. La víctima que recibió un disparo en el brazo se encuentra estable.

El vocero de seguridad del estado Aldo Fasci dijo que el sospechoso tenía “problemas psicológicos” y sufría de depresión. Fasci le pidió a los medios mexicanos no difundir las imágenes del tiroteo.

También sugirió que tal vez sea momento de apoyar el programa “Operación Mochila”, iniciativa que permitiría a las escuelas inspeccionar las mochilas de sus estudiantes. Es una idea que ha generado mucha polémica ya que podría incurrir en una violación a la privacidad de los alumnos.

Advertisement

Jaime Rodríguez, el gobernador de Nuevo Léon, convocó a una conferencia de prensa el miércoles y le pidió a los mexicanos reflexionar sobre el incidente. “Las armas de fuego destruyen”, dijo. “Las armas de fuego quitan la tranquilidad y paz de cualquier persona”.

Rodríguez dijo que las autoridades continúan investigando cómo el sospechoso obtuvo la pistola que usó para perpetrar el tiroteo.

El Presidente Enrique Peña Nieto publicó un mensaje en su cuenta de Twitter apoyando a las familias de las víctimas.

Los tiroteos escolares no son algo común en México.

Sin embargo, la tragedia en Monterrey está reviviendo el debate sobre si los ciudadanos mexicanos deben tener un mayor acceso a las armas de fuego ante una ola de crímenes violentos.

Advertisement

La narcoviolencia también ha impulsado a algunos mexicanos a romper con el tabú de las armas y formar grupos de autodefensa.

A pesar de que el país tiene leyes sobre el control de armas muy estrictas, la venta de armas de fuego supuestamente se ha disparado en los últimos años. Algunos analistas atribuyen estas ventas a una creciente percepción de inseguridad en todo el país.

El tiroteo en Monterrey seguramente será subrayado por los críticos de las armas como un ejemplo más de porque México no debería modificar sus estatutos sobre control de armas de fuego.