YouTube

Romulo Avelica-Gonzalez acababa de dejar a una de sus cuatro hijas en la escuela cuando agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) lo detuvieron mientras manejaba en Los Ángeles esta semana. Los agentes lo sacaron de su automóvil y lo arrestaron en frente de su esposa y su hija adolescente.

Ambas mujeres se encontraban dentro del coche. La hija de Avelica-Gonzalez grabó el incidente con su celular. En el video se puede oír como la niña llora mientras las autoridades de inmigración se llevan a su padre.

“Mi papá había dejado a mi primera hermana en la escuela y prendieron sus luces cuando dio una vuelta”, le dijo Jocelyn, la hija mayor de Avelica-Gonzalez, a el diario LAist. “Mi papá tenía mucho miedo. No quería detenerse, pero lo hizo. Pero justo cuando paró, un carro se puso en frente de su camioneta y otro detrás de su camioneta. Lo sacaron y lo arrestaron. Mi hermana todavía estaba en el carro. Tiene 13 años. Mi mamá también estaba ahí”.

Advertisement

Avelica-Gonzalez, un inmigrante mexicano de 48 años de edad, había vivido en Estados Unidos 25 años y trabajaba en un restaurante de comida mexicana. Todas sus hijas son ciudadanas estadounidenses. Ahora las niñas no saben si su padre será deportado.

Romulo fue condenado por una corte tras manejar bajo la influencia del alcohol hace más de 10 años. Ese delito podría ser suficiente para que el gobierno lo expulse del país bajo los nuevos lineamientos migratorios de Trump.

Tras la detención de Avelica-Gonzalez, la Red Nacional de Jornaleros inmediatamente redactó una petición pidiéndole a ICE que no lo deporten.

Advertisement

Otra organización de derechos de inmigrantes, la Coalición de Inmigrantes Jóvenes, también envió una petición apoyando el caso de Avelica-Gonzalez. La organización hizo un llamado a los miembros de la comunidad para que contacten a la oficina de ICE en Los Ángeles y pidan la suspensión de la deportación de Avelica-Gonzalez.

“Básicamente, lo que ICE le ha dicho a los policías es que este señor tiene condenas anteriores, para echarlo de cabeza”, le dijo la abogada Emi McLean a LAist.

Las autoridades supuestamente le avisaron a la familia la misma tarde del martes que habían autorizado un permiso de estancia provisional para Avelica-Gonzalez y que no sería repatriado inmediatamente.

El incidente de Avelica-Gonzalez ocurrió en medio de una ola de detenciones y deportaciones de inmigrantes indocumentados. El gobierno de Trump ha lanzado una política de represión contra las comunidades de inmigrantes. Unos días después de que arrestaran a Avelica-Gonzalez, otra recipiente de DACA fue detenida en Mississippi tras hablar sobre su experiencia como inmigrante indocumentada ante varios periodistas.

La Red Nacional de Jornaleros informó que el Fiscal General de California, Xavier Becerra, y una consejera del condado de Los Ángeles, Hilda Solis, también se comunicaron con la oficina de ICE para pedirle a la agencia que suspendan la deportación de Avelica-Gonzalez.