Imágenes de Getty

La Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Estados Unidos ha comenzado a tomar cartas en el asunto ante las críticas de que son una bola de hombres viejos blancos conservadores. La organización responsable de los premios Oscar ha invitado a 744 nuevos miembros para diversificar sus filas.

“Nos emociona invitar a nuestra nueva generación a la Academia. La comunidad cinematográfica es lo que nosotros la hacemos”, escribió la presidenta de la academia Cheryl Boone Isaacas al anunciar a los nuevos miembros de este año. “Es nuestra responsabilidad asegurarnos que se vean y escuchen los nuevos perfiles y voces, y apostar por la próxima generación como otros apostaron por cada uno de nosotros”.

Advertisement

La Academia afirmó este semana que 39% de los invitados a la generación 2017 son mujeres – un aumento de 359% en comparación al 2015. Sólo el 30% de los 744 invitados son blancos.

En 2016 la Academia estaba compuesta de 92% blancos y 75% hombres.

Advertisement

Entre los invitados de este año se encuentran el venezolano Édgar Ramírez, el brasileño Rodrigo Santoro, el neoyorquino de ascendencia puertorriqueña Noel Guglielmi, la directora colombiana Patricia Cardosa, el director chileno Alejandro Jodorowsky, la india Priyanka Chopra, el director argentino Héctor Olivera y el guionista cubano Juan Carlos Tabío.

Advertisement

En años recientes la Academia ha sido criticada por nominar películas con un reparto mayoritariamente anglosajón. Miles de personas incluso protestaron la falta de diversidad dentro de la élite Hollywoodense en las redes sociales con el hashtag #OscarsSoWhite (LosOscaresSonTanBlancos).

Ahora se está dando un cambio no sólo en las premiaciones pero también en las películas. Algunas de las franquicias más populares y taquilleras como Star Wars han incorporado a una nueva generación de mujeres y actores afroamericanos, asiáticos y latinos para atraer al público que no se siente reflejado en la pantalla grande.