Norte de Ciudad de Ju√°rez

La portada de la √ļltima edici√≥n del diario Norte de Ciudad Ju√°rez lee ‚Äú¬°ADI√ďS!‚ÄĚ en letras gigantes. As√≠ es como la redacci√≥n anunci√≥ su cierre despu√©s de 30 a√Īos de trabajo period√≠stico. La decisi√≥n de terminar con las operaciones del peri√≥dico llega tras el asesinato de tres periodistas mexicanos en el mes de marzo.

‚ÄúEste d√≠a, estimado lector, me dirijo a usted para informarle que he tomado la decisi√≥n de cerrar este matutino debido a que, entre otras cosas, no existen las garant√≠as ni la seguridad para ejercer periodismo cr√≠tico, de contrapeso‚ÄĚ, se√Īal√≥ el director del diario √ďscar Cant√ļ Murgu√≠a en un editorial.

‚ÄúEn estos 27 a√Īos, con sus muy honrosas excepciones, se nos dej√≥ solos. Luchamos contra corriente, recibiendo embates y castigos de particulares y gobiernos por haber evidenciado sus malas pr√°cticas y actos de corrupci√≥n‚ÄĚ, subray√≥.

El 23 de marzo la periodista del diario La Jornada y colaboradora de Norte, Miroslava Breach, fue asesinada tras salir de su casa en Ciudad Ju√°rez.

Breach era conocida por investigar y denunciar los nexos entre el gobierno local y el narcotráfico. La mujer estaba en su coche preparándose para llevar a sus hijos a la escuela cuando un hombre se le acercó y le disparó ocho veces.

Advertisement

La fiscalía del estado de Chihuahua publicó un video del sospechoso:

El 19 de marzo el periodista Ricardo Monliu Cabrera fue baleado en el estado de Veracruz al salir de un restaurante acompa√Īado de su esposa e hijo. Cabrera muri√≥ de un disparo a la cabeza.

Advertisement

El 2 de marzo el periodista Cecilio Pineda Birto fue ejecutado en el estado de Guerrero cuando se encontraba descansando en un autolavado.

El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ) ha confirmado que desde 1992 hasta la fecha 38 periodistas mexicanos han sido asesinados debido a su línea de trabajo.

El editorial de Norte tambi√©n se√Īal√≥ que el cierre del diario tambi√©n tiene que ver con ‚Äúel irresponsable incmpumplimiento de las administraciones p√ļblicas de los tres niveles de Gobierno‚ÄĚque no pagaron sus adeudados por la prestaci√≥n de servicios.

Advertisement

‚ÄúTodo en la vida tiene un principio y un fin, un precio que pagar. Y si esta es la vida, no estoy dispuesto a que lo pague ni uno m√°s de mis colaboradores, tampoco con mi persona‚ÄĚ, escribi√≥ el director del diario.

El cierre dejar√° sin trabajo a casi 1,000 personas que colaboraban con el diario.