Imagen de captura @Ukraine

Las cuentas oficiales en Twitter de Ucrania y Rusia se están dando con todo. La guerra de gifs, emojis y diplomacia en redes sociales ocurrió esta semana cuando Rusia sugirió que Anna Yaroslavna, un personaje histórico que ambos países quieren apropiarse, era rusa.

Ucrania r√°pidamente intent√≥ corregir a Rusia sugiriendo que la capital de Mosc√ļ no era m√°s que un bosque en el a√Īo 1051 cuando Anna se cas√≥ con Henry I y fue coronada reina de Francia. Ucrania afirma que ‚ÄúAnna de Kiev‚ÄĚ fue coronada en territorio ucraniano y por lo tanto pertenece a la historia ucraniana.

Advertisement

La disputa en Twitter ocurri√≥ un d√≠a despu√©s de que el mandatario ruso Vladimir Putin se refiriera a la reina francesa como ‚ÄúAnna de Russia‚ÄĚ en una conferencia de prensa que sostuvo con el nuevo presidente franc√©s Emmanuel Macron, inform√≥ el noticiero CNN. El portal de noticias subray√≥ que los comentarios de Putin fueron vistos como un intento para borrar las diferencias hist√≥ricas entre Rusia y Ucrania.

En 2014, Rusia lanz√≥ una campa√Īa militar y apoy√≥ a varios separatistas ucranianos para anexar la pen√≠nsula de Crimea. Desde entonces la relaci√≥n entre ambos vecinos se ha deteriorado a√ļn m√°s. Ahora Ucrania y Rusia est√°n recurriendo a Twitter para mentarse la madre y defender su versi√≥n de la historia.

Advertisement

La cuenta de Ucrania en Twitter incluso public√≥ un gif de Los Simpson para se√Īalar que Rusia sue√Īa con volver a ser un imperio sovi√©tico.

La diplomacia via Twitter se ha convertido en un nuevo fen√≥meno catapultado por personajes como Donald Trump, que usan la red social para dar comunicados de √ļltimo minuto, pelearse con sus adversarios y saltarse a la prensa.

Advertisement

En 2012, el grupo militar Hamas de Palestina y las fuerzas armadas de Israel usaron Twitter para atacarse.

Las redes sociales se están convirtiendo en la nueva propaganda de nuestros tiempos. Y muchos debates, los cuales quizá se deberían llevar a cabo a puerta cerrada dentro de organismos internacionales como Naciones Unidas, ahora se están librando en Twitter.

Al parecer los gobiernos de algunos países quieren ganar disputas internacionales con likes y retuits.