AP

El Jefe de la policía de Houston, Art Acevedo, advirtió que las políticas migratorias de la administración Trump están silenciando a las víctimas de violación y otros crímenes violentos.

Acevedo revel√≥ la semana pasada que los reportes de violaciones que la polic√≠a de Houston recibe de miembros de la comunidad latina disminuyeron en casi 43%. La polic√≠a de Houston compar√≥ las cifras de enero a marzo de este a√Īo con las de 2016, inform√≥ el diario The Houston Chronicle.

Los reportes de otros delitos violentos también cayeron en un 13% durante el mismo periodo.

‚ÄúCuando ves este tipos de datos, y se ve como la gente empieza a no denunciar los delitos, todos deber√≠amos preocuparnos. Alguien que viola o ataca violentamente o roba a un inmigrante indocumentado tambi√©n va a atacar a un ciudadano nacido aqu√≠ o a un residente legal‚ÄĚ, dijo Acevedo en conferencia de prensa este mi√©rcoles.

Acevedo convocó a la prensa para presentar el informe de una investigación interna que también reveló que las denuncias de víctimas no latinas sobre violaciones y otros delitos violentos aumentaron en un 8% y casi 12% respectivamente.

Advertisement

Otras ciudades de Estados Unidos tienen patrones similares.

Los reportes de abuso sexual y violencia dom√©stica en la comunidad latina han ca√≠do en un 25% y 10% en Los √Āngeles. Eso llev√≥ al Jefe de la polic√≠a de Los √Āngeles a subrayar una ‚Äúfuerte correlaci√≥n‚ÄĚ entre menos reportes de delitos y el miedo a ser arrestado por agentes de inmigraci√≥n.

Katie McDonough de Fusion ha escrito que algo similar sucede en Texas, Colorado y Nueva York:

Estas pr√°cticas son lo suficientemente comunes en relaciones abusivas con situaciones migratorias mixtas que varias organizaciones que combaten la violencia dom√©stica han creado listas de control que son casi id√©nticas. Los documentos de las organizaciones Futuros Sin Violencia y Casa de Esperanza advierten de abusadores que ‚Äėamenazan con la deportaci√≥n o el retiro de peticiones para estatus legal‚Äô. Puede que destruyan documentos legales o diferentes formas de identificaci√≥n para aislar a las v√≠ctimas o mantenerlas con miedo. Ser indocumentado en Estados Unidos implica estar un estado de precariedad, y los abusadores lo saben y se aprovechan de eso.

Advertisement

Acevedo le sugirió a los policías que reflexionen y busquen una mejor manera de operar sin generar miedo en las comunidades.

El jefe de la polic√≠a de Houston dijo que las agencias deber√≠an funcionar ‚Äúde una manera que no tiene un efecto negativo en las v√≠ctimas de delitos violentos cuando salen a denunciar, independiente de su situaci√≥n migratoria‚ÄĚ.