AP

Si las cosas siguen igual, la presidencia de Enrique Pe√Īa Nieto podr√≠a convertirse en la m√°s violenta y sangrienta desde la revoluci√≥n mexicana. Las cifras oficiales son impresionantes. Pero lo m√°s indignante es que a pesar de las matanzas, las fosas y la impunidad, en M√©xico no pasa nada.

Desde que Pe√Īa Nieto lleg√≥ a la presidencia han sido asesinados 79,344 mexicanos. No son cuentos. Son las cifras oficiales de homicidios dolosos de la Secretar√≠a de Gobernaci√≥n desde el 1 de diciembre del 2012 hasta el 31 de marzo del 2017. (Si no me creen, aqu√≠ las pueden corroborar). Esto es lo reportado por cada estado. Ahora imag√≠nense todo lo que no se reporta.

En marzo asesinaron a 2,020 mexicanos. Si contin√ļa ese promedio mensual hasta diciembre del 2018, cuando Pe√Īa Nieto entregue la presidencia, su gobierno ser√° el m√°s violento en la historia moderna de M√©xico. Superar√≠a, incluso, los 104,089 muertos de la presidencia del panista, Felipe Calder√≥n.

Este es un monumental fracaso de Pe√Īa Nieto. Lo peor es que sigue haciendo lo mismo. En el 2017 ya hay un repunte de la violencia. Es una clara se√Īal de incompetencia y falta de liderazgo.

M√°s datos. En la presidencia de Pe√Īa Nieto han secuestrado a 5,692 personas. Esa cifra se acerca r√°pidamente a los 6,515 secuestrados con el expresidente Calder√≥n. Pero estos son los secuestros reportados. Muchos m√°s no se reportan porque hay mexicanos que le tienen m√°s miedo a la polic√≠a que a los secuestradores.

Advertisement

La impunidad en M√©xico se extiende a los asesinos de periodistas, ya sean funcionarios p√ļblicos o miembros de carteles de las drogas. M√©xico es uno de los pa√≠ses m√°s peligrosos del mundo para ser periodista, junto con Siria, Somalia y Afganist√°n.

El legado de Pe√Īa Nieto podr√≠a ser de una ‚Äúimpunidad end√©mica‚ÄĚ, seg√ļn un informe del Comit√© para la Protecci√≥n de los Periodistas (CPJ). Casi todos los asesinatos de reporteros durante su presidencia han quedado sin resolverse. Y cada vez que matan a otro periodista su gobierno suele tratar el incidente como algo normal, sugiriendo que es un crimen com√ļn, no vinculado a su labor informativa.

‚ÄúEs f√°cil matar a un periodista‚ÄĚ en M√©xico. Ese fue el titular de un reciente reportaje en primera plana del diario The New York Times. Sus cifras son estas:

-Marzo de este 2017 fue el peor mes para la libertad de prensa en México. Le dispararon a siete periodistas. Tres de ellos murieron, de acuerdo a la organización Artículo 19.

Advertisement

-Once periodistas fueron asesinados en el 2016.

-Desde el 2000 han muerto 104 periodistas y 25 han desaparecidos. Se cree que los desaparecidos est√°n muertos.

¬ŅPor qu√© Pe√Īa Nieto sigue con sus mismas pol√≠ticas fallidas ante estas aterradoras cifras? Quiz√°s porque √©l no ve el problema. O a lo mejor cree que es un problema de relaciones p√ļblicas.

Advertisement

En el 2009, cuando a√ļn era gobernador del estado de M√©xico, Pe√Īa Nieto me dio una entrevista y ah√≠ me dijo lo siguiente: ‚ÄúM√©xico es un pa√≠s seguro que enfrenta un fen√≥meno delincuencial nuevo‚ÄĚ. En ese 2009 hubo m√°s de 16 mil asesinatos en todo el pa√≠s y √©l a√ļn segu√≠a creyendo que M√©xico era un pa√≠s seguro. Es la ceguera del poder.

Ante las fosas de Veracruz, la corrupci√≥n de exgobernadores fugitivos, la verg√ľenza de la Casa Blanca, la desaparici√≥n de los 43 de Ayotzinapa, las matanzas de Tlatlaya y Nochixtl√°n, y las crecientes cifras de asesinatos y secuestros, los mexicanos no podemos seguir minti√©ndonos.

Esto sugiere que Pe√Īa Nieto ya es uno de los peores presidentes que ha tenido M√©xico. No ha podido con su principal responsabilidad: proteger la vida de los mexicanos. Lo m√°s grave es que no tiene ni idea de c√≥mo resolver el problema. La guerra contra las drogas fracas√≥; M√©xico pone los muertos mientras que m√°s de 20 millones de estadounidenses usan drogas.

Advertisement

Pe√Īa Nieto nos demostr√≥ que seis a√Īos en la presidencia son demasiados. Es preciso un cambio constitucional para bajarlo a cinco a√Īos. O establecer un referendo revocatorio entre el tercer y cuarto a√Īo. Estoy seguro que Pe√Īa Nieto no lo hubiera superado.

Mientras tanto, ya van 79,344 muertos con Pe√Īa Nieto y seguimos contando. Es dif√≠cil pensar que haya otro pa√≠s que le aguante tanto a un gobernante tan mediocre.