Getty Images

El muro fronterizo de Trump, el cual México todavía no ha aceptado pagar a pesar de la insistencia del neoyorquino, tal vez no será la estructura de ladrillos que había prometido. En otras palabras: su muro será una cerca.

Por lo menos as√≠ es como la Casa Blanca lo quiere describir para evitar la suspensi√≥n de este proyecto de gobierno por no poder acordar un presupuesto en la C√°mara. El portal Pol√≠tico¬†inform√≥ que Marc Short, el director de asuntos legislativos de la Casa Blanca, trat√≥ de promover el muro como una ‚Äúdoble cerca‚ÄĚ en una reuni√≥n con legisladores republicanos y dem√≥cratas en el Comit√© de Apropiaciones del Senado.

Los dem√≥cratas lograron bloquear el financiamiento del muro fronterizo durante la primavera, pero la Casa Blanca no se rendir√° durante los debates del presupuesto anual. Para apelar a los dem√≥cratas, Short ofreci√≥ financiamientos para los mini proyectos de cambio relativos a la construcci√≥n del muro. La cuesti√≥n es que el muro nunca ser√° del modo en que su partido hab√≠a propuesto durante su campa√Īa presidencial.

Seg√ļn el portal Pol√≠tico:

Algunos republicanos todav√≠a esperan ver si la Casa Blanca es capaz de anunciar la barrera fronteriza como una ‚Äúcerca‚ÄĚ en lugar de un muro. Consideran que as√≠, tal vez, algunos dem√≥cratas estar√≠an m√°s abiertos a la idea. T√©cnicamente, el financiamiento de la Cas Blanca no pagar√° una estructura masiva de ladrillos como Trump hab√≠a prometido durante su campa√Īa, m√°s bien, ser√°n dos cercas pagadas con impuestos de los estadounidenses.

Advertisement

Los dem√≥cratas, por lo tanto, no est√°n aceptando la propuesta aunque la Casa Blanca solo necesita que ocho de ellos aprueben la cerca. ‚ÄúS√© que cada [dem√≥crata] considera el financiamiento del muro como algo venenoso‚ÄĚ, dijo el senador dem√≥crata Tammy Baldwin. Baldwin, quien orquest√≥ el acuerdo presupuestario en 2013, sugiri√≥ que aprobar√≠an la cerca si M√©xico verdaderamente pagaba por su construcci√≥n.

Con respecto a la cerca de Trump, cabe mencionar que ya existe una cerca fronteriza que recorre 700 millas. Queda por saber cómo el presidente planea abordar el tema del lanzamiento de drogas sobre la cerca que están pegando a estadounidenses del otro lado.

Esta nota se publicó originalmente en inglés.