Getty

Es importante darse cuenta de que los senadores del Partido Republicano, quienes en su mayoría siguen votando a favor de la agenda del presidente Donald Trump, han marcado un límite. Es como si apenas se hubieran dado cuenta de la profundidad del racismo de Trump. Resulta que esta defensa de Trump a “la buena gente” que fue a una manifestación de nacionalistas fue demasiado para los republicanos. Varios senadores republicanos se anunciaron en contra del presidente después de su conferencia de prensa del martes por la tarde.

Uno de los primeros senadores que discutió la respuesta de Trump con respecto al ataque de terrorismo doméstico en Charlottesville fue John McCain. Después de que Trump fallara en denunciar a los nacionalistas de raza blanca que fueron a la asamblea, McCain los identificó como tal.

“Los supremacistas blancos no son patriotas, son traidores-los estadounidenses necesitan unirse contra el odio y racismo”

McCain lanzó este tuitazo después de la despicable conferencia de prensa de Trump el martes:

Advertisement

“No hay una equivalencia moral entre racistas y estadounidenses que enfrentan al odio y al racismo. El presidente de Estados Unidos debería decir eso”.

Hay una colecciĂłn de senadores que han estado los pasados meses defendiendo a Trump por cualquier cosa ridĂ­cula que haya hecho, pero de repente se llenaron de conciencia.

Advertisement

El senador Jeff Flake de Arizona (quien ha criticado a Trump, aunque todavĂ­a lo ha apoyado con votos a su favor):

“No podemos aceptar excusas a favor de la supremacía de la raza blanca y de actos de terrorismo doméstico. Le tenemos que condenar. Punto”.

Advertisement

Senador David Perdue de Georgia:

“El KKK, los neonazis y los grupos de supremacistas de raza blanca promueven el odio y el racismo. Estos grupos y sus ideales son antitéticos al patriotismo estadounidense”.

Advertisement

Senador Rob Portman de Ohio:

“La respuesta a esta ideología de odio y racismo, y al acto de terrorismo doméstico, debería ser una condena sencilla y unida sin ambigüedad”.

Advertisement

Senador Todd Young de Indiana:

“Esto es simple: tenemos que condenar y marginar grupos de supremacía de la raza blanca, no alentarlos o revitalizarlos”.

Advertisement

El senador Marco Rubio de Florida (quien fue muy crĂ­tico):

“Los organizadores de los eventos que inspiraron y resultaron en el ataque terrorista en Charlottesville son 100% culpables por varias razones.

Advertisement

Los grupos supremacistas de la raza blanca tomarán como victoria el hecho de que solo se les están culpando al 50%. No podemos dejar que esta vieja maldad resucite”.

Antes de que les demos una medalla por anunciar su supuesta moralidad con un tuit, hay que esperar a ver cĂłmo votan en septiembre. Identificar al nacionalismo de raza blanca es una cosa, pero nombrar a Trump en un tuit condenando sus palabras es otra. Dada la historia de votaciĂłn de estos senadores, sospecho que esta moralidad no va a durar mucho.

Este artículo se publicó originalmente en inglés.