AP

La versión de este artículo en inglés se actualizó para reflejar los nuevos ataques contra Siria lanzados el jueves por la noche.

El Presidente Donald Trump ha lanzado una nueva intervenci√≥n militar en Siria tras un ataque qu√≠mico esta semana que acab√≥ con la vida de decenas de personas, incluyendo ni√Īos, beb√©s y mujeres. La inteligencia estadounidense se√Īala que el Presidente Bashar al-Assad orden√≥ el ataque.

Estados Unidos respondió bombardeando un base aérea del gobierno sirio con decenas de misiles tomahawk el jueves por la noche.

El mi√©rcoles, Trump denunci√≥ al ataque qu√≠mico y lo describi√≥ como ‚Äúun insulto a la humanidad‚ÄĚ e insisti√≥ que ‚Äúestas acciones crueles del r√©gimen de Assad son intolerables‚ÄĚ.

Advertisement

El ataque ‚Äúcruza muchos, muchos l√≠mites‚ÄĚ, subray√≥ Trump.

El duro discurso de Trump vino días después de que la Casa Blanca intentara suavizar su oposición al régimen de Assad.

Sin embargo, el jueves por la tarde varios informes revelaron que el Presidente Trump estaba planeando una acci√≥n militar en Siria en respuesta al ataque qu√≠mico. El Secretario de Estado, Rex Tillerson, confirm√≥ que ‚Äúse est√°n tomando pasos‚ÄĚ para sacar a Assad del poder y el Secretario de la Defensa, Jim Mattis, supuestamente viaj√≥ a la propiedad de Mar-a-Lago en Florida para informarle al presidente sobre la situaci√≥n.

Advertisement

No está claro si Estados Unidos se meterá más en Siria. Sin embargo, cualquier acción militar de Estados Unidos podría convertirse fácilmente en otra situación complicada dentro de otro país en Medio Oriente.

Una intervenci√≥n del ej√©rcito estadounidense ‚ÄĒ o una intervenci√≥n intensificada, ya que Estados Unidos ha estado bombardeando Siria por varios a√Īos y ha mandado cientos de soldados al pa√≠s ‚ÄĒ podr√≠a crear una nueva ola de refugiados que intentar√°n huir de la regi√≥n. Tambi√©n podr√≠a aumentar el n√ļmero de muertes de civiles.

Estados Unidos lanzó misiles contra una base aérea siria desde el Mar Mediterráneo. (AP)

Advertisement

A pesar de condenar el ataque químico, Trump le sigue negando la entrada a Estados Unidos a personas que están huyendo del conflicto en Siria. Trump ha dicho que los refugiados sirios presentan una amenaza para Estados Unidos (una afirmación que Assad también comparte) a pesar de que toda la evidencia muestra que sus argumentos son completamente falsos.

Trump firm√≥ una orden ejecutiva para prohibirle la entrada a Estados Unidos a ciudadanos de siete naciones con poblaci√≥n mayoritariamente musulmana. De hecho, le prohibi√≥ la entrada a Estados Unidos a cualquier refugiado de Siria. La segunda versi√≥n de la prohibici√≥n de viaje que Trump firm√≥ s√≥lo modific√≥ ciertas cl√°usulas ‚ÄĒ se suspendi√≥ la reubicaci√≥n de refugiados en Estados Unidos durante tres meses y se orden√≥ reducir el n√ļmero de refugiados que pueden ingresar al pa√≠s.

Si Estados Unidos intensifica el bombardeo y la acción militar, más sirios tendrían que desplazarse para escapar una muerte segura. Sin embargo, Estados Unidos les cerraría la puerta. Es una lógica extremadamente confusa.