AP

MIAMI ‚ÄĒ¬†Muy cerca de aqu√≠, en un cuarto piso, huele a corrupci√≥n. Otra vez se refuerza la percepci√≥n de que la familia presidencial mexicana se beneficia de su posici√≥n. La historia se repite. Y todo comenz√≥ con reporteros haciendo su trabajo.

Un reportaje de Jos√© Luis Montenegro y Julio Roa de The Guardian asegura que el empresario mexicano, Ricardo Pierdant, le presta su apartamento en Key Biscayne a la familia presidencial. El apartamento en cuesti√≥n -el n√ļmero 404 del Ocean Tower One- queda exactamente arriba del n√ļmero 304 que la primera dama, Ang√©lica Rivera, compr√≥ en el 2005. Ambos condominios, seg√ļn el reportaje, se administran como si fuera uno solo y comparten el mismo n√ļmero de tel√©fono.

Pero hay m√°s. Pierdant, a trav√©s de la compa√Ī√≠a Biscayne Ocean Holdings, pag√≥ $ 29,703 d√≥lares de impuestos prediales del a√Īo 2013 del apartamento de Rivera (#304), dice The Guardian. En ese momento Pe√Īa Nieto ya era presidente de¬†M√©xico.

El periodista Gerardo Reyes de Univision Investiga reporta que Ricardo Pierdant y Pe√Īa Nieto se conocen hace mucho -antes, incluso, de su matrimonio con Ang√©lica Rivera. Ellos fueron compa√Īeros en la Universidad Panamericana. Pe√Īa Nieto no puede decir que no sab√≠a del apartamento.

¬ŅQu√© esperaba ganar el empresario a cambio de prestar su propiedad de dos millones de d√≥lares y pagar impuestos de la primera dama? No lo sabemos. Pero¬†el diario brit√°nico asegura que la empresa de Pierdant (Grupo Pierdant) es un "contratista potencial" para construir puertos y "se espera que concurse para lucrativos contratos gubernamentales".

Advertisement

La presidencia de México, a través de un comunicado, dijo que The Guardian "faltó a la verdad" y que se trata de una "especulación" decir que Pierdant es un contratista potencial. Pero no negó lo esencial del reportaje.

Es muy preocupante que un empresario, con operaciones aqu√≠ y en M√©xico, pague impuestos de la familia Pe√Īa Rivera y les preste un departamento de lujo. M√°s all√° del problema de percepci√≥n, se trata de un grav√≠simo error de juicio. ¬ŅQui√©n asesora al presidente de M√©xico sobre cuestiones de imagen y corrupci√≥n?

Menos mal que, en este caso, el gobierno no podr√° presionar para que despidan a los reporteros de The Guardian (como hicieron antes con Carmen Aristegui y su equipo). Pero lo m√°s lamentable es que el presidente y su esposa no aprenden. El ejemplo que dan es fatal. ¬ŅQu√© pasar√≠a si todos los funcionarios p√ļblicos aceptaran favores como el presidente y su esposa?

Advertisement

Adem√°s, hay una cuesti√≥n legal. ¬ŅViolaron el presidente y su esposa la Ley Federal de Responsabilidades de Servidores P√ļblicos? En el art√≠culo 88 la ley proh√≠be recibir dinero, donaciones o servicios. Y en el art√≠culo 89 establece que un funcionario p√ļblico -como el presidente- debe informar de "obsequios, donativos o beneficios en general". ¬ŅLo hizo? Por eso hay que investigar. Pero es poco probable que el nuevo Sistema Nacional Anticorrupci√≥n se estrene con el presidente.

Hace poco Pe√Īa Nieto pidi√≥ perd√≥n por la llamada Casa Blanca mexicana, valuada en siete millones de d√≥lares, y que su esposa compr√≥ a un importante contratista del gobierno. Realizaron una falsa investigaci√≥n oficial -encargada a un subalterno- y dijeron no haber violado la ley. Pero el golpe a su reputaci√≥n fue terrible. O eso cre√≠amos.

Después de pedir perdón, la pareja presidencial debió haber arreglado todos sus asuntos y evitar otro conflicto ético. No fue así.

Advertisement

Luego del escándalo de la Casa Blanca, Rivera fue obligada a regresar la propiedad. Tras este nuevo escándalo lo menos que pueden hacer ella y su esposo es desalojar el departamento que les prestaron en Key Biscayne y reembolsar los impuestos. Pero ya me sé el cuento. Dirán que no hay nada ilegal en lo que hicieron y la vida seguirá igual.

Lo m√°s triste es que uno de los presidentes m√°s j√≥venes que ha tenido M√©xico ser√° recordado, no por grandes obras o ideas, sino por la frivolidad de tratar de beneficiar a su familia con otra casa y otro apartamento. Qu√© presidente tan peque√Īo. No es el l√≠der que necesitaba M√©xico en estos momentos.

Jorge Ramos es un periodista ganador del Emmy, conductor del show semanal de noticias de Fusion, “America With Jorge Ramos", y presentador de Univisión. Ramos nació en México y ahora reside en Florida. Es autor de varios best-sellers. Su libro más reciente es:  "Sin Miedo: Lecciones de rebeldes".