Miguel Angel Osorio Chong Facebook

Una mujer mexicana logr√≥ que las autoridades rescataran a su hija que se encontraba secuestrada. Lo √ļnico que tuvo que hacer fue rogarle de rodillas al Secretario de Gobernaci√≥n.

El incidente tuvo lugar el martes pasado cuando la mujer se acerc√≥ a Miguel Angel Osorio Chong en un evento p√ļblico y le rog√≥ que hiciera algo para rescatar a su hija, una maestra de 29 a√Īos que fue secuestrada a mediados de julio en el estado de Hidalgo.

Read this story in English here.

‚Äú¬°Ay√ļdeme, se lo suplico!‚ÄĚ, le dijo la madre al n√ļmero dos del gobierno mexicano, mostr√°ndole una fotograf√≠a de la v√≠ctima bajo la mirada atenta de varios periodistas. ‚Äú¬°Ay√ļdeme a encontrar a mi hija!".

La mujer después se volteó hacia la prensa y mostró el retrato para que todos lo pudieran ver. La desgarradora escena circuló en las redes sociales y los noticieros mexicanos.

Advertisement

Un d√≠a despu√©s la Procuradur√≠a General de la Rep√ļblica anunci√≥ que la joven, identificada como Nayeli Elizabeth Garc√≠a Vargas, hab√≠a sido rescatada en un operativo.

Los polic√≠as arrestaron a dos sospechosos y rescataron a Garc√≠a quien se encontraba privada de la libertad dentro de una casa en el Estado de M√©xico, una entidad que en los √ļltimos a√Īos ha acaparado titulares por su alarmante tasa de feminicidios.

La rápida respuesta del gobierno ha hecho que algunos mexicanos cuestionen la falta de acción de las autoridades ante otros secuestros y el papel que la presión mediática jugó en este caso.

Advertisement

En el 2014 se reportaron cerca de 100,000 secuestros en M√©xico seg√ļn el √ļltimo reporte publicado por el Instituto Nacional de Estad√≠stica y Geograf√≠a (INEGI). Los analistas estiman que muchos de los cr√≠menes no son reportados por miedo a que la v√≠ctima sea lastimada o simplemente porque los familiares no conf√≠an en las autoridades y prefieren negociar directamente con los secuestradores.

El rescate de García parece ser buena publicidad para Osorio Chong, uno de los posibles contendientes del partido en el poder para las elecciones presidenciales del 2018. Sin embargo, a pesar del éxito del operativo, será difícil que el gobierno remonte un historial de desapariciones forzadas y escándalos de derechos humanos.